Accede a Banca en Línea

Impulsando la sostenibilidad y el éxito a largo plazo

Impulsando la sostenibilidad y el éxito a largo plazo

Impulsando la
Sostenibilidad

Y el éxito a largo plazo

impulsando1

Durante los últimos años, hemos visto que las empresas han comenzado a incluir los criterios ASG en la toma de sus decisiones y cómo estos han cobrado mayor relevancia para el desarrollo de los negocios.

En este artículo de la Revista Confianza, conoceremos de primera mano la importancia de aplicar estos asuntos en la estrategia central de las compañías y el impacto significativo en sus rendimientos. Pero, antes de conocer los beneficios que traen consigo, sus retos y cuál es el abanico de oportunidades que se abre al incorporarlos, debemos partir por conocer ¿Qué son estos criterios?

Los criterios ASG, siglas en español de ambiente, social y gobernanza, hacen referencia a tres factores importantes para evaluar la sostenibilidad en una organización y entender la forma de conducir sus operaciones en función a estos temas.

En la esfera ambiental, estos criterios guardan relación con la gestión y compromiso que tienen las empresas con el cuidado del medio ambiente, la biodiversidad y la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero. En cuanto a los sociales hacen referencia a la seguridad y salud en el lugar de trabajo, de sus clientes, proveedores, así como el involucramiento con las comunidades donde operan y la defensa de los derechos humanos y laborales. Por último, los criterios de gobernanza analizan de que forma está dirigida y administrada la organización, su cultura y sus procesos; es decir, la aplicación del buen gobierno corporativo.

impulsado2

Beneficio empresarial:

Hoy las organizaciones están siendo más conscientes de que su trabajo va mucho más allá de sus ganancias y que sus actividades generan impactos en el medio ambiente y en la sociedad, elementos que son de gran importancia entre sus inversionistas, clientes, colaboradores, consumidores y toda su cadena de valor.

En tal sentido, enumeramos algunos de los beneficios y aportes significativos que, tanto a corto como a largo plazo, lograrán percibir las empresas que integren y gestionen estos criterios en sus estrategias de negocios:

Gestión de riesgos y resiliencia empresarial:

Los riesgos ambientales, sociales y de gobernanza tienen un impacto significativo en la reputación, las operaciones y los resultados financieros de una empresa. Al evaluar y abordar estos riesgos, las empresas pueden anticipar y mitigar impactos negativos. Además, la consideración de los criterios ASG puede mejorar la resiliencia empresarial al ayudar a las empresas a adaptarse a los cambios regulatorios, sociales y ambientales, y a mantener la continuidad operativa en un entorno empresarial cada vez más complejo. A propósito de ello, un informe de la firma McKinsey & Company señala que las empresas con una sólida gestión de riesgos ambientales y sociales están mejor preparadas para enfrentar eventos adversos y proteger su reputación ante una posible crisis.

Innovación y eficiencia empresarial:

Al abordar los desafíos ambientales y sociales, las empresas se ven impulsadas a buscar soluciones innovadoras y tecnologías más sostenibles. Esto puede llevar a mejoras en la eficiencia operativa, reducción de costos y optimización de la cadena de suministro, con la adopción de tecnologías más eficientes, prácticas de gestión de recursos más sostenibles y enfoques innovadores en la cadena de suministro.

Atracción y retención de talento:

Los colaboradores, especialmente las nuevas generaciones, buscan trabajar en empresas que tengan un propósito más allá de la rentabilidad financiera. Un informe de Deloitte reveló que el 73% de los colaboradores considera que la responsabilidad social corporativa es una parte importante de su trabajo. Al demostrar un compromiso genuino con la sostenibilidad y la responsabilidad social, las empresas pueden atraer a profesionales comprometidos, mejorar su moral y aumentar su productividad.

Mejora de la reputación y la confianza:

Al adoptar prácticas sostenibles y responsables, las empresas demuestran su compromiso con el bienestar de la sociedad y el medio ambiente. Esto a su vez se materializa en la generación de confianza y credibilidad entre los consumidores y demás grupos de interés. Así lo demuestra un estudio de la encuestadora Nielsen, en el que destaca que el 73% de los consumidores a nivel mundial estarían dispuestos a pagar más por productos y servicios provenientes de empresas socialmente responsables.

Al demostrar un compromiso genuino con la sostenibilidad, las empresas pueden atraer y retener a clientes, colaboradores y socios comerciales comprometidos con valores similares.

impulsando3

La implementación efectiva de los componentes ASG se ha convertido en un factor clave para el desempeño empresarial, la creación de valor a largo plazo, atender el riesgo climático como un riesgo de negocio y, sobre todo, crear relaciones de mutuo beneficio con todos los grupos de interés

En MetroBank hemos iniciado la gestión ambiental, social y de gobernanza y nos estamos preparando para la definición y puesta en marcha de una estrategia que fortalezca aún más el trabajo que hemos realizado porque la sostenibilidad es una prioridad clave de nuestros objetivos estratégicos.