Accede a Banca en Línea

Consejos en tiempos de desaceleración

Consejos en tiempos de desaceleración

Consejos en
tiempos de
desaceleración

Mantenga sus finanzas estables en tiempos
de incertidumbre económica

finanzas1

Durante los últimos meses, acontecimientos como la crisis sanitaria, el conflicto en Europa, la subida de tasas de interés, han desencadenado grandes consecuencias en la economía global, y la local no escapa de ello. Por esta razón, expertos han anunciado que para este año 2023 se espera una etapa de desaceleración económica mundial, por lo que las empresas y hogares panameños deben tomar las medidas adecuadas para mejorar o mantener sus niveles de liquidez.

Emanuel, nos cuenta que no es un efecto que mejorará en un tiempo corto y se mantendrá por todo el 2023 y gran parte del 2024, razón por la cual hay que poner en práctica el manejo adecuado de las finanzas para que pueda mantener su estabilidad económica en ese preciso momento.

dinero-incertidumbre

Aquí les dejamos algunos consejos:

1. Conservar la liquidez:

Es lo principal en el juego, tanto a título personal como en un nivel corporativo, para poder hacer frente a los compromisos de corto plazo. En tiempos de situaciones complejas, es necesario que observemos con detenimiento y controlemos el flujo de dinero para evitar sorpresas y tomar las mejores decisiones de manera oportuna.

2. Reducir el nivel de deuda y no aumentarlo:

es un periodo en el que se avecina una subida generalizada de las tasas de interés. Ante esta realidad, es importante analizar los niveles de deudas y establecer una planificación para ir cubriéndolas sin que esto impacte nuestra economía. De acuerdo con un artículo publicado por Wells Fargo, en el que exponen una serie de ideas para ayudarle a reducir su deuda, una estrategia que podría facilitarle la reducción de su deuda es priorizando sus pagos; es decir, pagando el mínimo de todas sus deudas cada mes, salvo la que tenga la tasa de interés más alta, así pues, podría ahorrarse dinero en el pago de intereses y esos ahorros le ayudarían a reducir ese compromiso de forma más ágil.

A nivel corporativo, es importante que las empresas tengan claro el tipo de endeudamiento y las condiciones de esos créditos. También, considere importante, en la medida de lo posible, renegociar las condiciones del compromiso crediticio si la situación ya ha venido afectado el negocio. Lo trascendental para este tipo de casos es conocer las condiciones de la deuda para organizar las finanzas correctamente.

3. Limitar las inversiones a gran escala:

si por alguna razón usted a título personal o una empresa cuenta con los fondos para realizar alguna inversión, es trascendental que pueda esperar y entender cuánto se desacelerará la economía, esto le permitirá saber si es buen momento para invertir y si la opción que usted tomará es la más segura y rentable ante la situación actual. Tome en consideración elementos como nivel de endeudamiento cero y su nivel de tolerancia a la pérdida, conozca cuál es el propósito y los objetivos de esa inversión, y planifíquese de manera responsable.

finanzas2

Adicionalmente, hay dos consejos generales, que siempre es bueno poner en práctica en la planificación financiera personal y empresarial:

Contención de gastos:

A nivel personal es importante mantenerse apegado a los presupuestos mensuales para cumplir con todos los compromisos adquiridos en el hogar. Evite los gastos hormigas y disponga de ese dinero en sus ahorros. Pero, para lograr administrar de forma consciente su dinero en una época compleja, es muy importante que planifique mensualmente su presupuesto en el que incluya todos sus gastos de manera que pueda revisar en qué actividades se está gastando el dinero innecesariamente.

Para el caso de las empresas, es el momento en el que hay que optimizar los gastos del negocio de forma inteligente, detectando, previniendo y eliminando de forma sistemática el uso excesivo o innecesario de los recursos. Es importante que las organizaciones creen un plan en donde se evalúen todas las medidas de reducción, especialmente aquellas que pueden afectar o poner en riesgo la productividad de esta.

Crear un fondo de emergencia:

esta medida se presenta a título personal y es clave para poder responder ante cualquier eventualidad que surja e impacte las finanzas del hogar. Se recomienda que este fondo, al menos, pueda cubrir seis meses de los gastos en casa y que no se comparta con lo que ya se tiene previsto como ahorro o fondo para invertir.